Los 4 pilares de Revel

Los 4 pilares de Revel

Revel es una práctica de trabajo físico, emocional, mental y espiritual que busca a través del cuerpo, fortalecernos, desbloquear energías, modificar patrones autodestructivos, liberar emociones y toxinas, reconectar con nuestro poder, sabiduría y aprender a vivir en celebración, libertad y gozo en el presente.  

En Revel usamos 4 elementos básicos como fundamento del método: 

  1. MÚSICA. “Hay 10 niveles de oraciones, por encima de todas está la música” dicho Hasidic. El sentimiento de conexión con otros y con algo más grande que nosotros a través del poder de la música es más antigüo que el lenguaje. El poder primitivo del ritmo, la música y la voz no sólo nos conecta unos a los otros, también nos abre la puerta para sanarnos, armonizar el cuerpo, transformarnos, trascender y evolucionar. A través de la música y la respiración liberamos neurotransmisores que modifican nuestra química corporal y sistema nervioso,  entramos a estados de trance (flow) y alteramos la conciencia para conectarnos directamente con nuestro espíritu. 
  2. MOVIMIENTO. El movimiento es el hilo conductor que te permite perfeccionar la conexión entre tu cuerpo, tu mente y tu espíritu. A través del movimiento, tu cuerpo transforma y circula energía, procesa e integra experiencias. El movimiento es la MEDICINA. El movimiento mejora tu capacidad física, reduce el dolor y mejora capacidades cognitivas. En Revel nos movemos lo más que podemos y de diferentes formas para lograr un estado de total bienestar al trabajar con fuerza, resistencia, intensidad, flexibilidad, equilibrio. El movimiento es tu derecho, ¡reclámalo!
  3. RESPIRACIÓN. Todo respira, la respiración es lo que une a toda la creación. Patanjali, el creador del yoga moderno dijo, “La respiración es el cordón umbilical del universo”. Al estar conscientes de nuestra respiración y ajustando el ritmo, la profundidad y la velocidad podemos cambiar como nos sentimos, como nos sanamos y lo que percibimos y vemos. La respiración es una de las herramientas más importantes que tenemos para cambiar nuestra mente, nuestras emociones y nuestro cuerpo. El puente entre nuestro cuerpo y nuestro espíritu es la respiración, así de simple. Respiramos en promedio 15,000 a 30,000 veces en un día, así que podemos olvidarnos de la calidad de cada inhalación y exhalación y perdernos del gran poder transformador que existe si respiramos bien. Enfócate en hacer respiraciones por la nariz, lentas y conscientes.  Inhalaciones profundas, inflando la panza y exhalar lentamente y totalmente. La respiración es tu brújula, ¡síguela! 
  4. EXPRESIÓN CORPORAL. Estar en contacto con nuestro cuerpo nos pone en contacto con una fuente infinita de sabiduría, de intuición, de sanación, de conexión, de éxtasis. Tu cuerpo es una fuente de verdad sobre tu pasado, presente y futuro. Es la manifestación física de tus experiencias, tus hábitos y tus pensamientos. Nuestro cuerpo se expresa, a través de emociones, sensaciones, dolor, placer, enfermedad, intuición. Cuando dejamos que el cuerpo tome el control, todo se vuelve simple: movimiento, sonido, voz, lo que elegimos, lo que comemos …el cuerpo nos indica que necesita en cada momento. Esta es la sabiduría con la que nacimos y fuimos perdiendo con el tiempo. Es momento de reconectarnos con ella y honrarla. El cuerpo es tu instrumento, ¡celébralo!  

Así con la combinación sinérgica de la MÚSICA, EL MOVIMIENTO, LA RESPIRACIÓN Y LA EXPRESIÓN CORPORAL, fortaleces, celebras, desbloqueas y liberas patrones mentales y condicionamientos emocionales. 

El resultado: un cuerpo fuerte y sano, una mente clara y un espíritu libre. 

Con amor y agradecimiento, Ale 

Déjanos un comentario