¡GRACIAS TOTALES!

Todos los proyectos en esta vida, empiezan con una idea, una visión, el sueño realmente, de unos cuantos, pero para que ese sueño se materialice se requiere, como dicen por ahí, de todo un pueblo. ¡Y vaya que pueblazo encontró Revel!

Como lo hemos platicado entre nosotras, le sonreímos al universo y el universo de vuelta nos sonrió. Y ahora no queda más que agradecer.

Rompiendo con la norma, empezamos por agradecernos a nosotras mismas. Por haber tenido el valor y la fuerza para salir de nuestra zona de confort y subirnos al ring, exponernos y vulnerarnos. Por atrevernos a incendiarnos, hacernos cenizas y renacer una y otra vez hasta que sea la última.

Los siguientes agradecimientos no siguen orden alguno más allá de que todas las personas aquí mencionadas son habitantes esenciales de nuestro pueblo.

A Rosa y Alejandro, por darme la vida y enseñarme el valor de la familia, la humildad, del agradecimiento, de la lealtad y la integridad. A Max y a Vic, hermanos, amigos, incondicionales, cómplices, compañeros de tantas risas, lágrimas, sueños, historias, bailes.

Maruca, Gualo, Eduardo y Juanen, porque por ustedes sé lo que se siente el amor en su forma más pura, sin agenda. Y ningún buen proyecto puede florecer sin él. 

A Roberta y Carola por ser mi pasión, mi inspiración y mi motor; mis mejores amigas, maestras y espejo; gracias por escogerme como mamá y por abrazar mi locura. Gracias por compartir la emoción por REVEL y por hacer nuestra primera página de fans en instagram! Me motivan todos los días a simplemente SER la mejor versión de mí. 

Loren y Vic, si de creatividad se trata…son mi máxima y mejor creación. Gracias por repetirme la lección una y otra vez con tanta compasión y paciencia. Por sus recomendaciones musicales. Por saber que es un Free Movement.

Miguel, mi amor, mi cómplice, mi ancla, mi faro, mi roca, mi touch tree. Me faltan palabras para agradecerte la contención, la paciencia, el apoyo y el amor…sé que no he sido fácil, y agradezco todos los días el tener un compañero que me deje crecer y abrir mis alas.  La vida es una delicia compartida y saboreada contigo.

A Rafo, mi compañero, cómplice y amor de muchas vidas. Gracias por tu amor infinito. Por darme la libertad para volar, abrazarme cuando me caigo e impulsarme para volver a volar. Gracias por caminar y crecer juntos, recordarme quién soy y lo que es importante en la vida. Aprendo de ti todos los días, te amo para siempre!

Moi, nuestro sensei. Por tu retroalimentación incansable, por tantas aportaciones desinteresadas, por las horas tan deliciosas, por jalarnos las orejas, por la contención y la red de seguridad que hemos construido. Por hacerlo tuyo.

Rafo, Miguel y Víctor, no solo por tolerar sino también por participar activamente en el “Mono Tema”.

Marisa y Luli, por haber conectado con Revel tan profundamente. Por haber aprendido el idioma local y ayudarnos a traducirlo. Por las alas.

 Karla, Gerardo, Olivia, Hugo, por su arte.

A los first followers.

Con todo nuestro amor y agradecimiento,

Ale y Bea

Déjanos un comentario